Utilizamos cookies propias y de terceros para recopilar información estadística del uso de nuestra página web y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información aquí.
Cerrar
PlanetadeLibros
César Antonio Molina
Coruña
 ©Adrián Vázquez
©Adrián Vázquez

César Antonio Molina

Coruña

César Antonio Molina (A Coruña) es licenciado en Derecho y doctor en Ciencias de la Información. Fue profesor de Teoría y Crítica en la Universidad Complutense y en la actualidad lo es de Humanidades, Comunicación y Documentación en la Universidad Carlos III. Dirigió el suplemento literario Culturas, de Diario 16, e instituciones como el Círculo de Bellas Artes de Madrid y el Instituto Cervantes. Fue ministro de Cultura. Poeta reconocido, antologado y traducido, excelente crítico y ensayista, tiene una copiosa obra publicada que supera la treintena de títulos. En ella destaca una serie de «memorias de ficción» compuesta por: Vivir sin ser visto (2000), Regresar a donde no estuvimos (2003), Esperando a los años que no vuelven (2007), Lugares donde se calma el dolor (2009) y Donde la eternidad envejece. Ha recibido premios y, además, las más altas condecoraciones de España, Francia, Italia, Portugal, Chile y la medalla Castelao de Galicia.

Para el tiempo que reste

César Antonio Molina

El nuevo poemario de César Antonio Molina, a modo de balance de toda una trayectoria, combina el fondo humanista y una honda veta reflexiva.

 

Comprar
Sinopsis de Para el tiempo que reste

El tiempo que resta es el tiempo de la plenitud, cuando el poeta ha alcanzado un saber y un conocimiento que le hace enfrentarse al futuro, a su porvenir asegurado, ya sin miedo. Él se vislumbra como parte esencial de su destino al que combatía antes y que es ahora su cómplice. Para San Pablo, el tiempo que restaba era aquel que transcurría entre la muerte de Cristo y su segunda vuelta al mundo para resucitar definitivamente a toda la humanidad. Como este tiempo, la Parusía, se retrasa más de lo debido, el poeta se ve ya resucitado en su obra, sin las necesidades materiales de las cuales dependió años atrás, y se acoge a una reflexión espiritual sobre lo que él va a dejar y lo que el Salvador se encontraría en el caso de que retornase. El tiempo que resta es el que sirve para el cultivo de uno mismo, con la ayuda de otros y de ninguno, sin ocultarse nada. Es la última oportunidad que tenemos para hacernos dignos de nuestra existencia. De esta perspectiva nacen los versos del nuevo poemario de César Antonio Molina, para quien una vida sin examen no merece ser vivida.

El tiempo que resta es el tiempo de la plenitud, cuando el poeta ha alcanzado un saber y un conocimiento que le hace enfrentarse al futuro, a su porvenir asegurado, ya sin miedo. Él se vislumbra como parte esencial de su destino al que combatía antes y que es ahora su cómplice. Para San Pablo, el tiempo que restaba era aquel que transcurría entre la muerte de Cristo y su segunda vuelta al mundo para resucitar definitivamente a toda la humanidad. Como este tiempo, la Parusía, se retrasa más de lo debido, el poeta se ve ya resucitado en su obra, sin las necesidades materiales de las cuales dependió años atrás, y se acoge a una reflexión espiritual sobre lo que él va a dejar y lo que el Salvador se encontraría en el caso de que retornase. El tiempo que resta es el que sirve para el cultivo de uno mismo, con la ayuda de otros y de ninguno, sin ocultarse nada. Es la última oportunidad que tenemos para hacernos dignos de nuestra existencia. De esta perspectiva nacen los versos del nuevo poemario de César Antonio Molina, para quien una vida sin examen no merece ser vivida.

Bibliografía de César Antonio Molina

Cargando...